La importancia del dinero. ¡Gánalo!

cochazos-elvis-presley-stutz-blackhawk

Estoy un poco cansado de escuchar eso de que el dinero no es importante o no da la felicidad. No entiendo muy bien el origen de esas frases ni de esa mentalidad, pero lo que sí tengo claro es que, al que las pronunció, le sobraba dinero.

Si no habéis sido agraciados con la lotería, con una herencia o tenéis un puesto de trabajo de 6 cifras, seguramente entenderéis la importancia de este post.

Basta de criminalizar al dinero. Cada uno lo tiene y lo gasta como quiere. La bondad o maldad reside en nuestras acciones, no en los medios que empleemos para conseguirlas.

El dinero SÍ da la felicidad ¡y mucha!, porque al contrario de lo que mucha gente piensa, el dinero no esclaviza, sino que libera.

Tener dinero te permite no tener que soportar a un jefe que no aguantas, ni un trabajo que te aburre, ni tener que comerle la polla al político de turno para que te enchufe en la administración, no tienes que enarbolar la bandera de ningún partido para que luego te den una subvención, no tienes que preocuparte si a tu coche se le ha roto una tripa, o si tienes un imprevisto económico en casa.

bmw-z4-chica-rusia-mascoche_02

Tampoco tendrás que preocuparte de si te expedientan o te echan de tu trabajo, como tampoco el día que llegue tu jubilación y necesites ayuda.

El dinero es seguridad, es respaldo, es un escudo que te protege a ti y a los tuyos en épocas de necesidad y te permite vivir con holgura en los buenos tiempos.

No se trata de tener coches imponentes, mansiones de superlujo o saltar de fiesta en fiesta, repletas de putas y coca. Eso está muy bien para la televisión y el cotilleo, no para la realidad.

La mayoría de la gente desprecia al dinero porque han visto cómo en la televisión, la gente que ha hecho dinero se ha vuelto superflua, vanidosa y egoísta, y no quieren convertirse en lo mismo.

Piensan que el dinero es el responsable. Mentira.

dinero-dolares-billetes-shutterstock_149178872

Además, dicen que si te pasas la vida trabajando solo por tener mucho dinero, de hecho te conviertes en un esclavo de él y no disfrutas de los tuyos. Otra mentira.

En primer lugar, el que es vanidoso o egoísta lo será sin tener todos los millones del mundo. Es parte de su carácter, y en segundo lugar, no solo no te aleja de los tuyos, sino que te permite estar más cerca de ellos y disfrutar de su compañía.

En el mundo anglosajón, a todo esto se le llama libertad financiera, porque hace tiempo que comprendieron sus beneficios: consiguiendo la libertad financiera, se consiguen todas las demás.

Es cierto que hay un momento en la vida, sobre todo durante la juventud y hasta casi los 30, que tienes que trabajar muy duro.

Pero en esos países desarrollados donde a más trabajo, más dinero ganas, la cantidad que una persona acumula en ese período puede servirle para invertirlo y que le genere rentas a poco de entrar en la treintena, y que le permitan vivir más cómodo.

No se trata de hacerte millonario en dos días; se trata de mejorar tu calidad de vida progresivamente. Y eso se consigue ahorrando e invirtiendo.

En España, esto lo tenemos más difícil. Ya se preocupa el gobierno de que el coste de la vida sea lo suficientemente alto como para que nunca podamos ahorrar y prosperar.

El problema es que eso que nos promete de las pensiones y las ayudas, también es una mentira, y desde luego, la calidad con la que vamos a vivir en el futuro los futuros pensionistas, es de risa. Nuestra vida se acercará a condiciones de miseria.

Porque al desalentar el ahorro y confiarlo todo a la pensión que nos tienen que dar, nos encontraremos con que no tenemos nada nuestro, y encima el gobierno nos dirá que lo que hay en la caja no da para más.

familia-felizY a ver dónde vas tú con 65 años a intentar solucionar algo.

Por eso, no se trata de que ames el dinero y vivas solo por y para él; se trata de que hagas todo lo posible para ganarlo, ahorrarlo e invertirlo sabiamente.

Porque si se te da bien, no tendrás tanta dependencia de ese trabajo del que te pueden despedir, al menos tendrás para mantenerte hasta que encuentres otro.

Además, si la cosa te va excepcionalmente bien, a lo mejor las rentas que percibes con tu dinero te permiten no tener que trabajar a tiempo completo y puedes pasar más tiempo con los tuyos.

Y en caso de que te jubiles y te quede una pensión de risa, podrás complementarla con el dinero procedente de tus inversiones o rentas.

Obviamente, cuanto antes empieces mejor. Si es con 20 mejor que con 30.

Por eso, olvida a todos aquellos que dicen que hay que disfrutar el día a día y vivir y solo vivir, como si no hubiera un mañana. Porque cuando ese mañana llegue (que es lo más probable) si lo has gastado todo, dime ¿de qué piensas comer?

Estarás obligado a ponerte a las órdenes de alguien que te pague y así, sin darte cuenta, es como sí que te habrás convertido en un auténtico esclavo con un amo de verdad.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *