Mujeres y cintura: aliadas o enemigas

Image result for emily ratajkowski instagram

Aunque no sea precisamente la cintura donde las mujeres acumulan más grasa, sí que es cierto que cuando las caderas ya están a rebosar, se produce el desplazamiento.

No nos engañemos: una cintura sexy en una mujer no es tan difícil de conseguir como en un hombre, que es el lugar donde acumula más grasa.

Sin embargo, aunque parezca paradójico, la mujer estará más limitada a la hora de conseguir abdominales, por ejemplo. Eso es algo más habitual en los hombres.

Pero como una cosa no quita la otra, vamos a detallar el entrenamiento perfecto para lograr una cintura de avispa.

1. Tipo de cintura

Como hemos dicho antes, hay mujeres que no acumulan nada de grasa en la cintura. No importa que las caderas se vean más anchas o con celulitis; su cintura es plana.

Y está el caso contrario, aquellas que acumulan mucha tripa, parecido a los hombres, y por el contrario tienen las caderas y las piernas muy finas.

Tenéis que saber a cuál de estos modelos correspondéis, ya que el plan de entrenamiento será completamente distinto en cada caso.

2. Cintura fina

Image result for Emily ratajkowski

Si sois de las de cintura fina, (del tipo Emily Ratajkowski) como la gran mayoría de las mujeres, estáis de enhorabuena. No necesitaréis machacaros con el cardio.

Debéis dedicar más tiempo a moldarla. Puesto que tiene muy poca grasa, lo interesante es cincelarla, y eso se hace con ejercicios.

Por ejemplo, el trabajo de abdominales en suelo (los abdominales de toda la vida), las elevaciones de piernas, bien desde un banco o bien colgadas de unas agarraderas.

Related image

También los balones que ahora están muy de moda, pueden ser grandes aliados. Para eso necesitaréis algún monitor que os explique los diferentes ejercicios que podéis hacer.

Lo bueno de estos ejercicios es que mezclan fuerza y equilibrio, y son ideales para moldear vuestra cintura.

No temáis meter peso en todos los ejercicios. Acompañaos de un disco para hacer las elevaciones de tronco. Vuestra cintura ganará la robustez necesaria sin perder atractivo alguno.

3. Cintura ancha

Related image

Si, por el contrario, sois de cintura ancha, (estilo Kate Upton) entonces vuestro trabajo será más específico. Tenéis que dejar de lado los ejercicios de peso, incluidos los abdominales, y entregar ese tiempo al cardio.

Por otro lado, para compensar esa desproporción que existe entre la cintura y la cadera, tendréis que curraros las sentadillas para ensanchar vuestras caderas un poco, al tiempo que reducís cintura.

Related image

Importante: jamás reduciréis cintura haciendo abdominales. Es un mito. Vuestra cintura seguirá con la misma grasa y el mismo contorno si no incluís aeróbicos y dieta.

Una vez que sepáis qué tipo de cintura tenéis, haced este trabajo específico y continuadlo durante varios meses. Es cierto que no se puede luchar contra la genética, pero sí que se puede moldear un poco.

No hay nada más atractivo que una cintura metida “en cintura”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *