Pectorales espartanos. ¡Las dejarás petrificadas!

Capitan-America-escena-de-la-pelicula

El caso es que dos tetas es verdad que tiran más que dos carretas, las de las mujeres se entiende. Pero ojo, que hoy día está demostrado que las nuestras también tiran. Unos buenos pectorales no tienen rival.

Un pecho bien desarrollado es sinónimo de masculinidad, de hombría,…de macho-men. Así que si quieres ponerlas a tono, macho, solo te queda pasar por los hierros.

Pero tranqui, que aquí te vamos a decir cómo.

Lo primero que tienes que hacer es ir a tu gimnasio y nada más entrar preguntar por el Press de banca.

90ea8-ronaldo

Te vas allí, te preparas una barra, la más larga que tengan, y le metes todos los discos que puedas. Después te tumbas, cierras los ojos, respiras y al lío.

Aquí deberías hacerte por lo menos 5 series de no menos de 8 repeticiones, aunque si le has metido bastante peso, vete a 6. Si quieres añadir más peso, reduce alguna repetición más. Lo importante es que congestiones bien.

thor05

Después preguntas por el Press superior, que es parecido al de banca, pero inclinado. Te vas para allá y misma operación: la barra más larga, unos cuantos discos y ¡venga!

Aquí, otras 4 series estarían bien. Eso sí, lo más forzadas posibles, con todo el peso que puedas y bajando hasta casi tocas el pecho.

Después tómate unos minutos para respirar. Seguramente ya estás cansado. Coge aire porque todavía te queda la mitad. Es el momento de presentarte las aperturas planas con mancuernas.

13249760_707296636077276_721892652_n

Te vas a tumbar en un banco plano, te coges dos mancuernas, las alzas al cielo con los brazos estirados y dejas caer los brazos hacia fuera. Se trata de retener el peso cuando estén totalmente abiertos y volver a subir las mancuernas hasta casi juntarlas.

Este ejercicio te trabajará la zona exterior del pecho. Le otorgará volumen y redondez al pecho. Está guapísimo porque congestionas una barbaridad.

Finalmente, vete a las poleas. Allí dile a tu monitor que te explique bien cómo hacer unos cruces. No tiene ningún misterio. Se trata de coger una polea de cada extremo y cruzarlas por delante de ti. Difícil ¿eh? Pues en este pégate como 5 series con repeticiones largas, como a 8 o 10 incluso. Aprovecha para rematar la congestión.

Después, vete corriendo al baño, y si no hay nadie pues te miras al espejo y te vas viendo como va ese pecho tabla. A partir de ahí solo te quedarán otros tantos cientos como esos para alcanzar al de la foto.

¡Vamos! que estás tardando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *