Pros y contras de pedir un crédito

Image result for coche casa de lujo

En Estados Unidos todos sabemos la importancia que tiene tener un buen historial de crédito. Es lo primero que el banco va a mirar cuando quieras comprarte un coche nuevo o una casa nueva.

A priori está muy bien eso de los créditos porque nos permite disfrutar de muchas cosas sin necesidad de tener ya el dinero para comprarlas.

Image result for coche casa de lujo

Pero has de ser cuidadoso en este aspecto. Los créditos, al final, vencen y con interés. Así que más vale que sepas donde te metes.

Un crédito no es la panacea

El crédito no es el paraíso en la tierra, pero sí se puede convertir en un auténtico infierno si vence y no puedes hacerle frente a los pagos.

Image result for empresario rico

El prestamista te está dejando dinero ahora, ya, un dinero que no tienes para comprar lo que sea. A cambio de eso, te pedirá que se lo devuelvas en un tiempo y con una tasa de interés, es decir, una comisión por prestártelo.

Por eso, si tus ingresos siguen siendo los mismos, los de tu trabajo, vas a tener que seguir haciéndolo mucho tiempo para poder devolverlo.

Para qué cosas hay que pedir préstamos

Image result for empresario rico

Como ya dije una vez, el crédito no es la panacea pero tampoco es el maligno. En mi opinión, si quieres utilizarlo para invertirlo y comprar o generar activos, me parece bien.

Por ejemplo si pides un crédito para crear un negocio, ampliar el que ya tienes o comprar una propiedad para alquilar.

Image result for empresario rico

Eso está bien porque son actividades que generan dinero de vuelta, lo que quiere decir que estás aumentando tus fuentes de ingresos.

Eso significa que ahora serás más apto para hacer frente a los vencimientos del préstamo, mientras que esa propiedad que has comprado será para siempre tuya.

Es una buena idea.

Image result for prestamo

Sin embargo, si pides créditos para comprarte un lujoso coche, irte de vacaciones u otras cosas que no generan dinero de por sí, entonces te estarás “entrampando”.

Más vale que no te despidan y tengas un buen trabajo porque el interés de los préstamos va en aumento con el tiempo.

Y si estabas pensando en retirarte joven, olvídate. Tienes una obligación que cubrir y, de alguna manera, tu vida pertenecerá al banco.

Mi consejo es que, antes de liarte a pedir créditos para vivir como un marqués, mejor te esfuerces en generar fuentes de ingreso alternativas a tu trabajo. Por si acaso.

Y si acaso lo pides, entonces utilízalo para empezar a construir tu pequeño patrimonio. Uno que tenga muchos activos y pocos pasivos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *